PARTE-AMISTOSO-1Si se sufre un accidente de circulación (salvo si se tratase de uno de gran gravedad, en cuyo caso deberá avisarse inmediatamente a los servicios de emergencias) lo primero es comprobar que los ocupantes de ambos vehículos se encuentra fuera de peligro y, tras esto, mover los automóviles/motocicletas (si es posible) a un lugar donde no obstaculicen el tráfico.

Tras ello, siempre con la máxima calma posible y tratando al resto de implicados con respeto, conviene rellenar el parte amistoso de accidente (las aseguradoras suelen facilitarnos un ejemplar junto con la póliza), leyendo con detenimiento cada apartado del mismo y teniendo especial celo a la hora de realizar el croquis (no tanto por la calidad artística sino por la claridad y rigor del mismo) y de marcar los números que se encuentran en el centro del modelo, pues ahí se determina quién es el responsable del accidente y será un instrumento determinante a la hora de fijar las indemnizaciones y a qué aseguradora corresponde hacer frente a las mismas. Si las partes no llegan a un acuerdo sobre el modo en que ha ocurrido el accidente, lo oportuno es llamar a la Policía Local o a la Guardia Civil de Tráfico para que realicen un atestado en el lugar de los hechos (según se trate de una vía urbana o interurbana).

Hecho lo cual, los lesionados deberán acudir a un centro hospitalario para ser atendidos (público o privado, pues será su seguro quien responda de los gastos médicos) ya que si bien en un primer momento no existe dolor, este irá apareciendo con el transcurso de las horas (cuando el músculo se vaya enfriando). De esta asistencia médica de urgencias se derivará un Parte Judicial al órgano competente (según dónde haya tenido lugar el accidente) que automáticamente incoará diligencias previas; y acto seguido las archivará por no ser delito el hecho (generalmente, salvo que se trate de un supuesto grave, haya fallecidos o alguno de los implicados presente un grado de alcoholemia superior a 0,60 mg. por litro de aire expirado, entre otros supuestos), remitiéndonos a casa una notificación emplazándonos por seis meses para interponer denuncia (al tratarse de una falta), la cual conviene firme un abogado.

A la mayor brevedad habrá que dar parte del accidente a nuestra compañía aseguradora, por teléfono o internet, desde donde se pondrá en contacto con Vd. un tramitador encargado de llevar a cabo los trámites oportunos para el peritaje y reparación de su vehículo o, en caso de que el importe de la misma sea mayor al valor actual del coche, la tasación de este a efectos de declararlo “siniestro total”.

Para todas estas actuaciones debe procurarse la mejor asistencia jurídica, la cual será gratuita si Vd. es el asegurado, conductor habitual o mayor de 26 años; pues su aseguradora hará frente a los honorarios de su abogado y procurador, sin que por ello tengan derecho a privarle de bonificaciones en su prima. Desde VASCO GÓMEZ ABOGADOS confiamos en poder ofrecerle un servicio de calidad, ágil y completamente gratuito, para lo cual no tiene más que rellenar el formulario adjunto:

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Asunto

Su Mensaje